Si has rescatado a un gato recién nacido y no sabes cómo cuidarlo, quédate. Te daremos diez consejos básicos para cuidar de un gatito bebé huérfano.

En esta vida, no hay nada mejor para un gatito bebé que el amor de su mami. Pero hay casos en los que su mami no aparece por ningún lado, y si no haces algo para ayudar al gatito, podría morir de hambre o de frío, o convertirse en un vago como Don Gato.

Sin embargo, los cuidados que requiere un gatito recién nacido son muy especiales, necesita que lo ayudes a comer, a estar calientito y limpio, ¡incluso necesita que lo ayudes a hacer del baño! 

Y hoy te vamos a explicar cómo hacer todo eso, con estos 10 consejos.

Toma nota.

  1.  Asegúrate que los gatitos realmente se encuentren abandonados

Si encuentras a los gatitos y no ves a su mamá inmediatamente, no quiere decir que no se encuentre cerca. Tal vez salió a buscar comida y si regresa y no ve a sus gatos, le romperás el corazón. 

Así que presta mucha atención a los gatitos y al lugar donde los encontraste. Si su mamá aún está con ellos, los gatitos deberán estar limpios y tranquilos. Sabrás que un gatito ha perdido a su mami si lo ves muy sucio y flaquito y llora mucho por hambre. 

  • ¡Llévalo con el veterinario!

Antes de llevarlo a su nueva casa, debe ir a una revisión con el veterinario.

Hay personas que se brincan este paso tan importante, y lo entendemos, es un gasto fuerte. Pero es muy necesario, sobre todo cuando se trata de un gatito que acabas de recoger de la calle.

El veterinario le dará un chequeo completo a tu gato y te dará información valiosa para su cuidado. Hay muchos problemas que el gatito puede tener y tú no puedes detectar a simple vista.

Si tu presupuesto está muy apretado, consulta con organizaciones de adopción, o con los servicios de salud locales. Ellos te pueden informar dónde conseguir consultas baratas o incluso gratuitas.

  • Antes de alimentarlo, primero caliéntalo

Ahora que has rescatado al gatito, tu primer impulso será darle de comer. ¡Pero espera! Los gatitos no pueden digerir bien si tienen frío, por lo que tu primera tarea es darle calor.

Los gatitos recién nacidos no pueden regular su calor corporal y dependen del calor de su mamá. Existen almohadillas eléctricas para mascotas que puedes utilizar para darle calor si la utilizas en el nivel más bajo y la cubres con dos toallas.

Y si no tienes un calentador eléctrico en casa, quédate hasta el final y te mostraremos cómo hacer un calentador para tu gatito recién nacido sin gastar dinero.

  • Prepara su espacio

Durante las primeras semanas, los gatitos recién nacidos son muy delicados y necesitan un espacio donde estén apartados de otras personas y animales. Lo ideal sería dejarlos solos en un cuarto de la casa. Prepárales una camita con una caja y una manta. Recuerda cambiarles su camita regularmente, porque la ensuciarán sin compasión.

Después de unos días comenzarán a explorar alrededor, así que revisa que no haya objetos o sustancias peligrosas a su alcance.

  • Alimentación de un gatito

La leche de vaca no contiene suficientes nutrientes para un gatito bebé y puede producirles diarrea. Tu mejor opción es conseguir fórmula especial para gatitos que puedes encontrar en veterinarias y tiendas de mascotas. Si no puedes comprar esta leche, consulta alguna recete casera aquí.

Esta es la forma de racionar su alimento:

Para los gatitos de menos de una semana, la alimentación debe ocurrir cada 2 o 3 horas. A partir de dos semanas, cada 4 a 6 horas, y después de tres semanas, cada 6 a 8 horas. Su ración diaria de alimento deberá dividirse equitativamente entre todas las comidas del día. Idealmente, la ración diaria de alimento para un gatito bebé es de aproximadamente un cuarto de su peso, así que si tienes una balanza en casa, te servirá mucho para llevar un mejor control de su alimentación.

Aliméntalos con una mamila acostados sobre su pancita, no los sostengas como un bebé humano porque no es natural para ellos. 

Si notas que no quiere comer, intenta frotar su frente y su espalda simulando la lengua de su mamá cuando los limpia, y de esa forma estimularás su apetito.

Sabrás que el gatito ha comido suficiente cuando tenga forma de perita y le salgan burbujitas de la boca. Ayúdalo a eructar sosteniéndolo como un bebé y luego permítele descansar.

  • Estimularlos para usar el baño

La mamá gata ayuda a sus gatitos a ir al baño, lamiéndoles su colita. Y, como el papel de la mamá te corresponde a ti, tendrás que lamerle su colita a los gatitos. Ni modo.

Pero, en caso de que no quieras usar tu lengua, podemos recomendarte utilizar una bolita de algodón ligeramente humedecida en agua tibia. Frota la parte baja de su pancita, y su colita suavemente hasta que hagan del baño. Esto puede llevar de un minuto a un minuto y medio, así que sé paciente, y al terminar, puedes usar el mismo algodón para limpiarlos.

Esta divertida actividad sólo será necesaria durante las primeras cuatro semanas. Después, los gatitos estarán listos para aprender a usar la caja de arena. 

  • Mantenlo limpio

Después de cada comida, dale al gatito una limpieza general con una toallita mojada, como si fuera la lengua de su mami. Esto, además de mantenerlos limpios, simula las atenciones maternales y es muy importante para su desarrollo emocional y para enseñarles a limpiarse ellos mismos. Revisa también las orejas y pelo en busca de parásitos y pulgas. Las pulgas pueden ser muy peligrosas para gatitos pequeños y necesitarán un tratamiento apropiado para su edad.

  • Monitorea su crecimiento

Pesa semanalmente a tu gatito para asegurarte que su desarrollo va bien. Al nacer, los gatitos pesan entre 60 y 100 gramos, y deben subir aproximadamente 100 gramos de peso cada semana. Si notas que ha subido o bajado de peso demasiado rápido, es señal de que algo anda mal y tienes que… adivinaste, llevarlo al veterinario.

  • Cómo enseñarle a dejar la mamila

Cuando los gatitos tienen cuatro o cinco semanas de nacidos, comenzarán a morder la mamila con más fuerza, y eso significa que están listos para que les enseñes a comer alimentos sólidos.

Comienza dándoles su fórmula en un platito para que coman solitos, y cuando lo tengan dominado, combina fórmula con alimento húmedo para gatitos hasta crear una pasta y mira si lo pueden comer. Ten la mamila a la mano por si necesitan ayuda.

Gradualmente puedes ir aumentando la proporción de alimento en la pasta, hasta que ya no utilices fórmula. A las ocho semanas, debería estar listo para probar alimento seco. 

El proceso de pasar de alimento líquido a sólido será largo y algunos gatitos aprenden más rápido que otros, así que ten paciencia.

  • Esterilización

Un gato esterilizado es más feliz. Evitarás las peleas por territorio entre machos y las camadas no deseadas en las hembras. Puedes realizar el procedimiento a cualquier edad, pero mientras más pronto mejor, ya que antes de los seis meses la recuperación es más rápida.

Y, como consejo adicional, recuerda siempre darles mucho cariño, jugar con ellos y decirles palabras bonitas. Los gatitos que desde pequeños reciben amor de humanos, son más leales, sociables y cariñosos.

Ahora sí, te mostraremos cómo hacer un calentador para gatitos sin gastar dinero.

Necesitarás: Agua, una botella de plástico con tapa y una toalla.

Calienta el agua hasta que se encuentre a unos 40 grados. Es decir, puedes meter tu dedo y sentirla caliente, pero no te lastima. Coloca el agua dentro de la botella y tápala bien. Envuelve la botella con la toalla y coloca tu calentador casero en la cama de tus gatitos.

Fuente:

www.kittenrescue.org

251kSubs
245kFans
8.5kFollowers
16.6kFollowers

Deja un comentario

251kSubs
245kFans
8.5kFollowers
16.6kFollowers
521kTotal fans